Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

19 nov. 2012

Taum


     Tengo ganas de hacerte reír. 
Pero es tan probable que eso pase como que un hombre se descuelgue de la luna y me ofrezca fumar con el un cigarrillo. 
     Así de difíciles suelen ser las aspiraciones de un humano común, busca a dios en el diario y se enoja si no lo ve. 
Lo que no sabes es que lo más probables es que dios este en su bolsillo.
     Es como dicen mis dientes a veces, eso de que uno casi siempre se entera tarde de que lo que quiere es ESE algo y no aquel, pero aquel parecía tan lindo. Y no, no era aquel, tal vez sea este otro. Pero tampoco. 
     Entonces el tipo común promedio, pese a que no se sabe promedio de que, se la pasa buscando a este, aquel, este otro y vaya uno a saber cuantos algos más sin llegar nunca a estar conforme. Y de noche cuando se va a dormir, por unos minutos piensa en ESE algo que de verdad quiere, pero es de noche y tiene sueño, y mañana hay que madrugar.
     Se duerme con una bronca medio en broma medio en serio y mañana ya no se acuerda de el algo ESE.
Le pasa a muchos, son esos tipos que se pueden ver en las paradas de los colectivos con sus caras de tipos comunes y sus ropas de cuidadanos cualquiera, son de esos que nunca sonríen grande. 
     Recién bajó un hombre de la luna y me preguntó la hora, es una lástima que yo reloj no use.


No hay comentarios: