Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

15 may. 2014

Perderse

Abre la puerta,
Cierra la puerta,
El corazón le late fuerte,
Guarda la plata en el canguro del buzo.

Se olvida por un segundo de lo que estaba haciendo,
Lo recuerda,
Abre el portón,
Vuelve sobre sus pasos.

Abre la puerta del auto,
Se tira adentro,
Cierra la puerta,
Baja los vidrios.

Enciende el motor,
Pone marcha atrás,
Retrocede con el auto hasta salir de la casa,
Pone primera y se va.

Hace unos metros,
Recuerda los cambios,
Pone segunda y sigue,
Dobla en la esquina a la derecha.

Acelera el auto,
Saluda al tipo que pasa cerca,
Pone tercera,
Sigue derecho por la calle entre los arboles.

Siente el aire en su cara,
ve las rejas cada vez mas cerca,
Frena el auto,
Apaga el motor.

Abre la puerta,
Se baja del auto,
Cierra la puerta,
Camina hacia la reja.

Abre la reja,
Entrega las llaves y la billetera,
Sonríe,
Sostiene la puerta mientras el auto se va.

Cierra la reja,
Se da vueltas y camina,
Mira los árboles al rededor,
Sonríe otra vez.

Camina,
Camina,
Camina...