Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

13 jul. 2012

Almost

Había algo raro en el ambiente, algo que no se podía explicar con palabras sencillas. Estaba la tensión que él sentía dentro, la presión de algunas obligaciones que no eran tales pero que sin embargo sentía así, se preocupaba por todo y no se ocupaba de nada realmente. Los días pasaban y él todavía ahí en el punto de partida o quizás a unos metros de el pero sin embargo sin decidirse a avanzar demasiado. Y las preguntas, las malditas preguntas que una tras otras se apilaban en los estantes de su cerebro, una y otra y otra y mas allá muchas mas.
Cosas, muchas cosas que él se volvía a mirar y mirar por sobre su hombro. Mirar, no recordaba muy bien como se hacía eso, eso de estar mirando algo y no pensar en nada mas perderse en aquel punto blanco de la pared, en una mancha inútil. Perderse algunos minutos pero siempre dejando una mueca mezcla de sonrisa y desinterés colgando en la cara. No, él miraba como buscando entender el porque de eso, de aquello, de esto otro.
Pero hoy ya es mediodía, hay sol y el viento no es tan cruel como ayer. Sabe que no es un filosofo, lo sabe tan bien que le da risa. Tiene las certezas ahí cerca, mucho mas que nunca, en la punta de la maldita lengua y sin embargo las marea pero no las mira y piensa que todo es complicado y que debería no sabe bien que, pero debería.
(Estúpido! estúpido, estúpido) esa palabra resuena pero no es eso, ella es excusa, es mas fácil para todos pensar que la culpa es su torpeza, su falta de alguna cualidad. No, eso va mas allá de lo que el piensa, aunque no tanto porque se trata de habitar los lugares que se presentan en el ahora.
Ahora
¿te suena?
Yo creo que si
¿te suena?
yo creo que si, porque es tuyo.

Él sonríe ahora, seguro de que nada se va a solucionar mañana, de que las ideas y los estantes ahí van a seguir, de que las excusas van encontrarse muy cerca como recién, de que no sabe mirar bien del todo, pero, pero, pero...
Siempre lo importante fue el camino, los medio que justifican los fines, las contradicciones que hay que habitar, el presente que es finito.
Eso, recuerda eso cada vez que quieras, cada vez que te sientas mejor, cada vez que no estés a la altura, cada vez que todo sea una mierda.
Cada vez.

 Después de todo, no sabes si vas a ser mejor, mas lindo o mas inteligente, lo que si sabes es que podes decidir ahora mismo que hacer con vos.





No hay comentarios: