Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

17 abr. 2012

Detrás

No se si lo que ven mis ojos es todo lo que hay para ver. A veces, en los días en que el mundo recuerda que es viejo y los ojos ya cansados empiezan a mirar claro. Cuando las sombras, negras, impenetrables y tibias arrullan con su susurro mi soledad, allí, en el lugar en donde el sol no pasea, me encuentro desnudo.
Descorro el velo de la realidad y, detrás, detrás de el encuentro certeza. Sostengo la mirada con mis manos y espero que el reflejo de aquello que no es no borre de mis labios la sonrisa, y lloro. 
La tristeza es encontrarme contra mis palabras, contra la cortina de significados, la telaraña de letras que tejí. Interpelar contra la trampa de lo mas bello que encontré, lo terrible de ellas es que a veces hablan por mi boca, y mi discurso ya no es mio, y mis palabras son del viento. Correr y estrellarme contra ella, contra mi lengua, para estallar en pedazos pero no perderme. 
Después de todo el sol se fue lejos y mis sombras hoy son la calma.





1 comentario:

Emiliana dijo...

Calma.. creo que todo se resume a eso. La calma.