Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

11 sept. 2012

Empiria


La mano que toca unos labios, los labios que son tocados, sonrisa, instante, roce y después...
Se suspende la respiración de alguien en algún lugar y, por algunos segundos el mundo deja de girar, literalmente...
La piel se estremece casi sin que se note, es un movimiento sutil, que dice algo que no se deja escuchar del todo...
Un par de ojos cerrados como por casualidad, que no necesitan abrirse para mostrar lo que así ven mejor, paradojicamente...
Dos entre tantos, dos porque si...




No hay comentarios: