Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

1 may. 2011

Y mientras tanto, el sol se muere

Mientras escucho algo de música envenenándome los oídos y por culpa de esas letras rebuscadas de ese pelado con cara de caricatura y alma de poesía me dí cuenta de está obviedad(palabra que me desconcierta escribir porque nunca se con certeza como redactar)
Todo lo que nos rodea es finito, hasta el sol que nos alumbra está pereciendo, y pensar eso me lleva a entender con la misma lógica que hace un rato el mundo. Si nada permanece, todo cambia y por lo tanto es necesario para poder hacer valer esta existencia admirar los segundos del presente porque NUNCA vamos a poder repetir lo vivenciado porque no somos los mismos, este es un hecho hasta biológico(palabra que detesto) nuestras células no son las mismas que ayer, y en el sentido metafísico por llamarlo de alguna manera, tampoco porque ni nuestros pensamientos son los mismos ni lo que sentimos se repite exactamente como en el presente. Por eso es que es imprescindible aprovechar todas las vivencias presentes, porque cuando se vuelven recuerdos pasados solo pueden ser alucinadas pero revividas nunca....


Ahora es la mejor palabra que puede existir y si el después llega con cambios me acomodaré....



1 comentario:

Emiliana dijo...

De eso se trata no... una eterna adaptación.
Saludos