Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

25 ago. 2014

Gente Como Uno

El mayor problema de la libertad es que no sabemos muy bien que hacer con ella, no sabemos hasta donde es bueno que ella exista, hasta donde está bien que la permitamos. El problema de la libertad es que es uno de esos tantos conceptos que inventamos pero que no podemos definir del todo, y como no podemos dar una definición completa de libertad nos quedamos con la que mejor no quede a nosotros, aunque eso implique el cercenar partes de libertad para otros. Otros que merecen ser libres al igual que Yo, que nací  varón, nací heterosexual, nací católico, nací clase media, entonces para mí es mas fácil decir que soy libre. Pero si hubiese nacido sin alguna de esas nomenclaturas, o si elijo hoy pensando que soy libre el renegar de alguna de ellas resulta que la libertad no lo era tanto.
Entonces la libertad es un problema si la quiero ejercer desde otro lugar, desde otra perspectiva, la libertad solo es tal si no le complico la vida al resto con mis elecciones. Lo gracioso de todo esto es que si yo fuese homosexual, transexual, bisexual, asexual, pan-sexual, travestí a nadie le cambiaría en nada, si yo fuese mujer a nadie le cambiaría en nada, si yo abortara siendo mujer a nadie le cambiaría en nada, si yo no quisiera bautizar a mis hijos a nadie le cambiaría en nada, pero a mi si. Porque si quisiera o fuera algo de todo eso las personas que no lo son es probable que no me dejaran ser libre, libre de elegir a quien meto en mi cama, que hago con mi cuerpo, en que quiero creer o no hacerlo, no puedo ser libre porque la libertad existe si no molestas, si no querés hacer algo distinto, si elegís una nena de pareja, si te haces cargo del embarazo…
Y el problema es que que haciendo lo que quiero hacer, lo que deseo hacer me estoy haciendo cargo, me hago cargo de ser heterosexual y para mi es fácil, pero si no de seguro que no lo sería, si fuese mujer tendría que luchar todos los días con los estereotipos, con el machismo, con la misoginia, con la desigualdad, con que me digan que es decente hacer y que no lo es, con que decidan que partes de mi cuerpo puedo cambiar y todo está bien y que partes de mi cuerpo tengo que soportar, que tengo que hacer con mi embarazo.
Todos aquellos que todos los días se levantan cargando con los prejuicios del resto se están haciendo cargo, se están haciendo cargo por vos, por mi, por esos que los señalan y los critican, el problema es que la sociedad es desigual en todas las direcciones y cuanto mas abajo nos vamos mas desigual.
Pensar que alguna vez escuché que vivimos en una sociedad de hombres libres, y que podemos ejercer nuestra libertad sin molestar a los demás, se olvidaron de decirme que los demás no son todos, solamente algunos.

No hay comentarios: