Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

1 mar. 2012

¿Viste cuando te cansas de lo que escuchas? bueno, así...

¿Sabes que?

estuve pensando seriamente acerca de todo lo que está pasando últimamente y no puedo encontrarle una buena respuesta a todo esto.



Es cierto que hace algún tiempo que las cosas no está saliendo como lo espero, pero, para ser sinceros ¿cuando las cosas salen completamente como uno las espera?




A veces, y esto es cierto, suelo tener buenas rachas y los momentos van ordenándose uno tras otro hasta lograr el día perfecto en un mosaico de acierto, pero y siempre hay un pero, no todos los días son así y no siempre puedo disfrutar de el orden cósmico de las cosas.





Sin embargo y a pesar de lo azaroso de los días que me tocan vivir puedo decir casi con seguridad de que soy el ser humano vivo con menos ganas de crecer en este mundo.




Y los motivos son 2 y solo 2, en realidad no pero siempre suena serio cuando uno enumeran las cosas.





La primera cosa por la cual no quiero crecer, y con crecer me refiero a transformarme en un adulto en plenitud, con sus preocupaciones, su estrés y demás basuras, es porque todos los días descubro que ser un muchacho es genial, estas en el momento de tu vida en el cual todo lo que querés, podés o casi todo.




Pero a pesar de eso también te encontrás con tus ideas, tuyas por primera vez y la capacidad de volver acto lo que se te ocurre.
 


Y cuando creces, te vas olvidando de eso, empezás a pensar productívamente, en función de la ganancia que esto o aquello genere, de las horas que tengo que hacer para poder tener aquello. Y eso es una cagada.




Prefiero mi manera de ver al mundo, mi egoísta e infantil manera del ver al mundo, donde me paso lo productivo por los Yarblocos y elijo hacer algo que me deje sonreír.






Trabajar solo en función de complicarles menos la vida a todos e incluso a mi mismo. Decir lo que tengo ganas de decir, porque el mejor momento es cuando yo lo crea, pero hacerme cargo de lo que dije y bancarme lo que venga por eso.


No quiero crecer porque si crezco voy a perder esa magnifica sensación que se me presenta cada vez que descubro alguna cosa nueva en uno de los tantos juegos que me acompañan,



si crezco no voy a poder discutir con devoción acerca de trivialidades y tendría que ponerme serio,




no podría desperdiciar los importantes minutos de mi vida adulta en películas o dibujos animados,



debería de leer para ser una persona culta y no simplemente porque es alucinante tirarme en mi cama a devorarme libros completos solo por el placer que eso me provoca,




si crezco tendría que entablar una relación sería con una mujer, mientras que ahora puedo darme el lujo de ser irreverente conmigo y los demás, puedo conocer a alguien y pasar un rato, por si las cosas no van bien como para no lastimarnos y eso está bien.





de grande no, no podes salir un fin de semana porque eso es para los pibes, que no saben lo que hacen, que están aburridos que son egoístas.



quiero ser así, pibe por lo que me queda de tiempo, porque aprendí que los que se quedan pibes suelen sonreír mas, y quejarse menos...









(es como que desde hace un tiempo todos me rompen las pelotas con la adultez y estoy cansado...)

1 comentario:

Ro. dijo...

Me encanto, y coincido totalmente... pero voy un paso adelante respecto a vos: yo ya opté por no crecer nunca.

¡Viva maravillarse con lo simple y creer que lo malo se aregla con un poco de cosquillas!