Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

19 jul. 2011

La felicidad es para los estúpidos(si, tiene que ver con el día del amigo aunque no parezca)

Resulta molesto que a cosas que son de una importancia fundamental en la vida de los mortales que sienten sobre esta tierra se transformen en ocasiones meramente comerciales en donde lo que reina es el aparentar. De todas maneras no tendría porque extrañarme viendo el mundo en el cual vivimos, pero me provoca un rechazo inmenso y procuro censurar esa veta consumista que nos imponen como normal.
Pero de toda la basura siempre algo se rescata y prefiero hacer de esto un homenaje a eso seres imperfectos, mortales y humanos que hacen de mi existencia insignificante en un universo de existencias una existencia feliz, que no son los únicos pero si son los que elegí por ahora. Y digo por ahora porque el tiempo es la manera mas inexacta de hablar cuando de lo subjetivo se trata, y no encontramos nada mas subjetivo sobre este planeta que los sentimientos y sobre todo que el cariño.
Es por esos, estos y aquellos que por momentos me siento un ser imprescindible, inabarcable, inalcanzable, el mejor de todos. Los mismos que logran darme vueltas como una calesita y hacer que pierda cualquier esperanza con solo gestos. La necesidad absoluta, la falta de un sentido que oriente nuestras vidas es el motor mas poderoso que existe, es lo que nos hace humanos y eso mismo nos lleva a buscar a otros seres vacíos e incompletos como nosotros para compartir cualquier expresión que tengamos y no sentirnos tan solos con nosotros mismos, cosa que asusta. Pero gracias a esa necesidad encontramos la maravillosa posibilidad de descubrirnos sociales, parte de algo mas que nosotros, que nos trasciende aunque sea en lo inmediato y nos de la ilusión, cosa profundamente necesaria para existir, de que no somos tan finitos como lo sentimos. Un mate, un viaje en colectivo, acompañarnos 10 cuadras, 30 mugrosos segundos al teléfono y millones de instantes en mi existencia bastan para descubrir que no estoy tan solo en el mundo y que el vacío no es tan profundo.
Porque por esos mismos, estos, aquellos y otros seres me enseñaron que el sonreír es lo que hace que todo tenga sentido, hasta lo mas oscuro que nos pueda pasar. Aprendí que sonreír no significa en lo absoluto ser feliz porque vivir feliz ademas de ser imposible y falso es mentirse a uno mismo, pero que aun en los peores momentos uno puede estar bien permitiendose sufrir, llorar y estar mal. Comprendí que ser libre es lo mas importante y que cualquier cosa que tenga que decir puede llegar a ser importante, que los consejos no sirven y que son mejores los abrazos, que escuchar es necesario pero que no es lo único, que los mejores intelectuales que conozco no tiene titulo universitario ni están graduados en absolutamente nada.
Toneladas de sensaciones me produce el pensarlos, a todos ustedes y comprender que sin sus pequeñeces no los sentiría tan cerca. Los mejores motivos que encuentro para describir la importancia de sus subjetividades en mi no se pueden describir ni con mis mejores palabras.
Simplemente agradecer que sean todos ustedes parte de mi existencia.

No hay comentarios: