Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

21 abr. 2011

Palabras y Lluvía...


Hacía rato que había echado a correr, en sus oído el ruido de sus pasos marcando el destiempo del retumbar del cielo. La mirada de sus ojos recorriendo lo invisible por entre la cortina de agua que se había cerrado sobre la ciudad. El viento corriendo a su lado, casi como para evitar que alguien lo interrumpiera. Respirando entrecortado pero profundo, llenando sus pulmones de libertad, libertad de segundos, efímera pero pura. Sus manos y su cabeza encontrándose con las millones de gotas que elegían morir en él mientras una mueca híbrida entre sonrisa y fastidio aparecía en sus labios.


Hacía rato que había hachado a correr, no tanto para alejarse de los demás, si para escapar de sí mismo. Una carrera perdida antes de partir, pero que a pesar de ello debía de ser corrida.  Con cada paso se alejaba mas del mundo quedándose mas solo consigo y las posibilidades de distraerse con otras cosas para no quedar  ante sí hacía varios pasos que se habían  agotado. Un retumbar de cielo, el rayo que iluminó su soledad se fue tan rápido como vino y entonces el silencio llegó para adueñarse de todo. La cortina se descorrió, lo invisible se perdió a sus ojos, la sangre fluyendo calentó sus huesos hasta ahora fríos y las gotas ya no caían mas.
Una sonrisa en sus labios, el corazón latiendo duro, el respirar entre cortado y sus pasos que se detienen.


Hacía rato que había echado acorrer, ya, ya era hora de detenerse.




3 comentarios:

Agus dijo...

Muy profundo, justo hoy es un día de lluvia por acá, me inspiró realmente, seguí así :)

Emiliana dijo...

Bellisimas palabras.
Un gusto leerlas.
Saludos

Belu dijo...

Me encanta*-* me encanta la foto!