Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

11 abr. 2011

Decirte lo que quiero que sepas nena

Realmente es un sopor ahogante nena, no es fácil respirar cuando tus ojos me miran.
A veces el humo de algún tabaco me rescata de las frías garras de la incertidumbre, para no tener que sonreirle a tu estrella y quedarme pintado como en una pared.
El barco que partía hacia tu boca nena, siento que hace rato se fue. A lo mejor fue por eso que me acostumbre a comer ilusiones y masticar sueños. 
A la tristeza uno se acostumbra dijo Él una vez y que la dicha no era cosa alegre también le escuché murmurar.
Sin embargo sigo esperando a los pies de tu soledad, tal vez una de esas noches tibias donde las esperanzas se acercan a los perdidos encuentre la manera de llegar hasta vos. 
Y ser por un momento el que comparta tus rock and roles.
No puedo mentirte nena, hasta las sombras se parecen a tu perfume. Y el tuyo es de esos que regalan viajes a la luna.
Y no puedo pensar en un principio de mi canción sin tus acordes, porque realmente quiero escucharte sonar cuando la música me encuentre.
A las heridas mañana hay tiempo de lavarlas, y no existe saliva mejor que la que las lagrimas regalan. 
Pero para saber cuanto duele primero hay que saltar nena y yo quiero hacerlo con vos, aunque caigamos tan lejos que mañana seamos extraños.
Sin sufrir un rato esta vida no es tan dulce. Mañana si amanece y nos vemos cada vez mas lejos, el mejor adiós va a ser la sonrisa ante la cicatriz del corazón.


(COPIÉ TU ESTILO, USÉ MIS PALABRAS, COMO VOS NINGUNO INDIO)

2 comentarios:

Motor Psico dijo...

Me encantó mi genio amor ♥
sos lo mejor ! jaja

Paula y punto. dijo...

Todo un palo, ya lo ves.