Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

3 nov. 2009





Tengo una poderosa ira que se eleva por mi garganta, como un dragón al acecho, tengo miedo de abrir la boca y no poder volverla a cerra, cosa que me suele pasar a menudo y que estoy aprendiendo a controlar. Y todo porque a mi hermano se le ocurre hablar más de la cuenta OTRA VEZ, y no es que sea chico y no entienda ni que yo le de motivos. Solo lo hace por un simple motivo, llegue a esta conclusión luego de que se haya reiterado una misma actitud a lo largo de los años, no encuentra nada interesante que contar de su vida. Como recurso dialéctico utiliza la mía, desafortunadamente no tiene nada de interesante pero si se le agregan algunos condimentos ficticios se tiene una historia lo suficientemente amena como para tener de que hablar. Lo que me molesta de esto es que no es que mi hermano cuenta boludeces que yo hago, cuenta intimidades de mi antigua pareja, lo hacía mientras yo estaba con ella.

(tengo 2 hermanos, con los dos tengo una relación normal, creo. con el menor soy mas compinche y hasta parecido, compartimos mas cosas, en cambio con el del medio tengo una relación muy especial, mi principal problema para con el es que cuenta con el respaldo de mi vieja para casi todo lo que hace o dice y es ella su principal defensora. Es ahí en donde yo salto, mi bendito problema de no cerrar la boca en el momento adecuado, y pierdo. pierdo porque contra la vieja es muy difícil ganar, y aunque gane no gano nunca porque es la vieja y en casa manda.
El principal problema del del medio, el Rulo, es que opto por una rebeldía desesperante, no es rebelde sin causa. es un rebelde al pedo, y su problema es que tiene un gran corazón y quiere encajar en todos lados, entonces termina haciendo y teniendo actitudes para caerles bien a los demás. Eso no sería un problema si tuviera un grupo de amistades digamos... potables... porque no es que yo tenga a los mejores amigos del mundo ni mucho menos, pero los amigos que elige mi hermano son gente con cabezas muy diferentes a la suya o por lo menos a la que en casa nos armaron. Rulo logra exasperarme de tal manera que muchísimas veces siento el impulso de golpearlo mucho, solo porque me mira sobrador(cosa que aprendió de mi). )
Lo que me molesta de mi hermano es la falta de lealtad para conmigo y mi otro hermano, Porra, porque si no puede callarse la boca en temas íntimos de cada uno no es posible que le crea cuando me pida algo...
En su afán por quedar bien parado frente a sus "amistades" ha contado todo tipo de cosas, y desde chico tiene esa costumbre, imaginen que con 10 años contaba que mi viejo tenia los calzones de tal o cual color, ahora con 17 se le da por relatar experiencias mías al por mayor, sino inventa algún problema para llamar la atención. 
Lo que mas me atormenta de todo esto es que no puedo confiar en el porque no se que va a contar y que no...
Les pido que se pongan en mi lugar unos segundo y se imaginen que ustedes están con sus parejas, disfrutando de su intimidad... y 2 semanas después gente a quien ustedes ni registran saben que paso con pelos y señales. Y no es que yo sea descuidad y deje las puertas abiertas... pasa que mi hermano es chusma....
Me molesta eso porque mal que le pese a el, cuando estamos solos en el mundo la única soga que siempre está es la familia...
Me siento traicionado, porque si fuera cualquier otro me importa poco y nada. Pero el problema es que es mi HERMANO y esas cosas no se hacen....
¿¿estoy muy equivocado??

1 comentario:

Paula y punto. dijo...

¿Nunca probaste una charla porfunda con tu bro, a ver si se da cuenta...?
Me figuro que sí.

Bueno, ya se va a encontrar y no va a tener necesidad de hacer estas cosas.

Beso:)