Lo que hace atractiva a una historia no es lo que se cuenta, sino como se cuenta...

21 oct. 2009

Miercoles

Es de mañana, estoy sentado frente a la maquina y a mi derecha se encuentran resúmenes Lingüística, vengo esquivando el momento de sentarme a estudiar. Los autores están acá, esperando a que yo me siente a adquirirlos, Jackobson, Voloshinov, Benbeniste, Kros, Todorov, Lakoff y Johnson, Bajtin. Todos ellos estáticos, ausentes, aguardando a que yo me sumerja en sus teorizaciones sobre la lengua.
Mañana rindo y es mi obligación entenderlos, conocerlos, sin embargo no quiero sentarme a leerlos. Sé que debo hacerlo, mi elección fue esta y debo ser coherente con ella y sin embargo busco todas las maneras posibles de evitarlo, quizás sea porque me encantaría poder aprender sin tener que estudiar, utopía irreal de una verdad que me golpea de lleno en el rostro.
Debo hacerlo y con cada palabra que escribo aquí nuevas fuerzas me invades para comenzar mi tarea, !Que genial es esto¡, ser yo mas que nunca y desde el anonimato, amparado en un velo que solo yo y si quiero puedo descorrer, poder desnudar sin pudor mi alma y aun así conservar la dignidad de mi condición humana.
Estoy sonriendo, ¿porque?... No lo se, solo se que descargarme me hace feliz. La mañana es gris y fresca, y los autores aun me aguardan, ansiosos de que los haga parte de mi, porque, en definitiva, eso debo hacer. Tomar sus teorías y hacerme de ellas..
Lingüistas allí voy, estén o no preparados para mi. Voy a intentar descifrar que están esperando decirme en cada párrafo de sus ideas.
Deseenme suerte, creo que la necesitare....

No hay comentarios: